La caminata zombi comenzó un lúgubre domingo, una semana antes Halloween en 2003. Un puñado de muertos vivos se levantaron de sus tumbas para vagar por las calles de Toronto en busca de cerebros.

La plaga volvió cada año, y el conteo de zombis creció hasta formarse una legión enorme y funesta de muertos vivientes. No sólo la peste azotó Toronto, sino que se expandió hasta Nueva York, Vancouver, Ottawa, Melbourne y muchas otras ciudades de todo el mundo. En 2006, la caminata Toronto Zombie Walk se unió al Festival de Cine Toronto After Dark, a fin de proveer a los zombis una entretenida velada de películas tras su recorrida carnívora. 2012 marcó el décimo aniversario ¡con más de 10.000 personas!

La caminata Toronto Zombie Walk se complace en apoyar a la Fundación de lucha contra enfermedades cardiacas y derrames cerebrales, Heart and Stroke Foundation, como organización benéfica de su elección para ayudar a generar conciencia sobre la importancia de aprender los tres pasos sencillos para realizar la resucitación cardiopulmonar CPR™ a través de sus campaña “La CPR reaviva muertos” para educar y salvar vidas.