Una vez al año, el país entero viene a la ciudad, con más de 300 proveedores, muestras hípicas, divertidos concursos de perros y muchísimo más. La Royal Agricultural Winter Fair es la más grande de su tipo en el mundo, y realmente es parte de la tradición canadiense.