La compañía fue fundada en 1988 y, desde entonces, es uno de los mayores exponentes del teatro de Toronto. Desde hace más de 30 años, Shakespeare in High Park es uno de los mayores eventos veraniegos dentro de las artes escénicas de Toronto y de todo Canadá. Se estima que tiene una asistencia cercana a los 1.3 millones.