Visite el escenario de la batalla de York de 1813, el lugar de nacimiento de la moderna Toronto. La mayor colección de edificios de la guerra de 1812, que ahora albergan casas y estancias restauradas, lo convierte en una de las exhibiciones más originales de Toronto. Considerado 'Patrimonio Histórico Nacional' de Canadá, esta atracción está abierta todo el año.