Situado en último piso, el restaurante de la Torre CN ofrece una espectacular vista 360º de la ciudad. Además, ofrece un inventivo menú de productos locales de temporada y una premiada bodega de vinos, la cual ha posicionado a la Torre CN en el Libro Guinness de los Récords (por tener la bodega más alta del mundo).