Niágara se ve mejor desde el restaurante en el último piso de la Torre Skylon Niágara. Deguste la comida que más le apetezca de la amplia selección disponible y tómese un descanso de las actividades que ha planeado para su excursión mientras disfruta de unas vistas inigualables de las cataratas desde el comedor o el mirador.