VIDA DE PELÍCULA

El director de programas cinematográficos de TIFF habla sobre lo que hace que esta sea la mejor ciudad para la pantalla grande.

Buscar Hoteles

Jesse Wente recuerda la película que lo enganchó al cine: Star Wars, cuando se estrenó en 1977. Hoy, como director de programas de cine en el TIFF Bell Lightbox, puede vivir su pasión todos los días.

Eso es especialmente cierto cada septiembre, durante el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF). “Es un gran evento, y puedes experimentar algo que quizás nunca experimentes nuevamente”, dice. “Y ahora tenemos el TIFF Bell Lightbox, que presenta películas durante todo el año. Puedes venir cualquier día de la semana y ser transportado por la magia y la belleza del cine “.

Jesse Wente /
TIFF Director of Film Programs

TIFF comparte sus increíbles instalaciones con otros festivales de cine, como Inside Out, Hot Docs e imagineNATIVE. Y eso es solo una parte de la acción de la pantalla grande en Toronto.

“Toronto ama un buen festival”, dice Wente. “Parece que hay un festival de cine casi todos los fines de semana, excepto Navidad y Año Nuevo. Es maravilloso ser parte de algo en lo que realmente sientes que estás al tanto de las últimas tendencias del cine y en el momento. El festival te permite ser de los primeros en ver una película antes de que llegue a un cine cerca de ti, antes de que haya reseñas. Te toca traer una nueva perspectiva sobre una película y llevarla al mundo en general”.

¿Hay algún momento TIFF que destaque para ti? “Fui a ver a Le Samouraï de Jean-Pierre Melville – casi una película perfecta, y la he visto docenas de veces – porque Chow Yun-Fat estaba presentando la proyección”, dice Wente. “Esto fue en la cima de su estrellato”. Él era tal vez la estrella más grande del planeta. La limusina se detuvo y él salió con un traje de seda blanco. Y fue en ese momento que creo que entendí la idea de una estrella de cine. Esos momentos hacen que se le ponga la piel de gallina hasta a alguien que ha pasado dos décadas en los negocios: me vuelvo a enamorar de las películas una vez más”.

FESTIVALES DE CINE FABULOSOS

Nuestra ciudad es un paraíso cinéfilo, que celebra casi todos los intereses: